El mundo de la moda en la lucha contra el COVID-19

Publicado el 08 abril 2020

El mundo de la moda en la lucha contra el COVID-19

 

Definitivamente estamos viviendo un momento histórico. Así como a otras generaciones les tocó vivir los horrores de las guerras, a la nuestra nos toca un enemigo mucho más pequeño, aunque quizás igual o más dañino.

Sin embargo, a través de toda esta niebla de confusión y miedo, también se puede ver la luz. Como nunca, el mundo se está uniendo en una hermosa manifestación de solidaridad y amor. Y nuestras marcas favoritas no se quedan atrás. Muchas de ellas llaman a Italia, Francia e Inglaterra “hogar”; países que han sido golpeados enormemente por el coronavirus.

Estas son algunas acciones tomadas por las casas de moda más grandes de mundo:

 

Fabricación y donación de alcohol en gel

LVMH, empresa madre de Louis Vuitton, Givenchy, y Dior fue uno de los primeros holdings de marcas de lujo en usar sus fábricas para ayudar en la lucha contra el coronavirus. El 19 de marzo, empezaron a producir alcohol en gel en sus plantas en Francia. Pronto después, se sumó la casa italiana Bulgari.


Donación de fondos

Gucci saltó a la ayuda de Italia con 2 donaciones importantes: una de 1 millón de euros para el Departamento de la Protección Civil de Italia, que a su vez estaría adquiriendo camas de terapia intensiva y proveería ayuda a los servicios de salud de ese país. Una segunda donación, también de 1 millón de euros, fue destinada al Fondo Solidario de Respuesta al COVID-19 de la ONU y la OMS, que se encarga de recolectar información sobre la propagación del coronavirus y ayuda a conseguir equipos de protección para profesionales de la salud. 

Ralph Lauren y Valentino optaron por una combinación de donaciones de fondo y materiales. La marca estadounidense se comprometió a donar 10 millones de dólares, tanto al Fondo Solidario mencionado anteriormente como a sus colaboradores que no pueden financiar sus costos médicos; y también se pusieron como meta fabricar 25.000 trajes de protección y 250.000 máscaras. 

También hubo casos como el de Donatella y Allegra Versace, quienes hicieron donaciones personales de 200.000 euros cada una.

 

Fabricación de máscaras y equipos de protección

Hubo además marcas como Chanel y Dior, quienes decidieron destinar sus talleres y fábricas para la producción de máscaras y trajes de protección. Prada también decidió mantener su fábrica en Montone abierta para ayudar a fabricar estos equipos de emergencia médica, incluyendo 110.000 máscaras y 80.000 enterizos médicos.

Otra casa italiana, Salvatore Ferragamo, reestructuró sus líneas de producción para producir y donar 100.000 máscaras antibacterianas, 50.000 botellas de alcohol en gel y 3.000 máscaras de protección para la región de la Toscana.

Además de las acciones ya mencionadas que tomó Gucci, su empresa madre, Kering, anunció que utilizaría los talleres de 2 de sus otras marcas, Yves Saint Laurent y Balenciaga, para fabricar máscaras.

 La casa inglesa, Burberry, optó no solo por reestructurar su fábrica de pilotos en Yorkshire para producir trajes y máscaras, sino también decidió usar su cadena de suministro para repartir materiales de manera más rápida a hospitales en el Reino Unido.

Nos emociona ver cómo han reaccionado estas marcas de lujo, mostrando que pueden ser no sólo referentes de moda, sino referentes de humanidad y solidaridad. Sus iniciativas suman en esta lucha contra el COVID-19, y esperamos despierten en cada uno de nosotros esas ganas y motivación de aportar de la manera que podamos. Todo suma y todos podemos hacer algo desde donde estemos! 

Gracias por leernos, una vez más.
Take care, New Blacker! #QuedateEnCasa

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Publicaciones Recientes